P12-02-13_03.36

Modo tucumano

Por Hernán Lucero

Supongamos que Tucumán es potencialidad cultural. Pero no lo es. El único ámbito de la cultura con posibilidad de existencia es el arte contemporáneo. Lo otro cultural no va a pasar nunca. Es cavar hacia abajo buscando la salida al mar, aunque encontremos agua de mar no es el mar. Pero el arte contemporáneo sí: antes, ahora y después, y en las realidades alternativas. Cualquier gesto artístico es gestión y también es política.

Un porteño, un taxista, habla por tres de nosotros.  De todas formas, el modo tucumano es igual de asertivo que el de Buenos Aires. Y no es que creemos tener un fragmento de información o razonamiento que falta, se da como exigencia de la comunicación: ‘sé claro’, ‘decí lo fundamental’.

Tendría que tratarse de lo que se dice. Todo lo que se dice transcripto no interesa. Lo que se dice es claro. Si el concepto es complejo se simplifica.

Si siempre viví en Tucumán -aunque haya visitado otras ciudades- no pude conocer otros ámbitos artísticos de una forma similar a la de mi ciudad. Hablar de arte tucumano es lo mismo que hablar de arte.

No existe la instancia donde se discuten las ideas acerca de la gestión cultural (por suerte). Pero nuestra ética de gestión cultural es proteccionista. Es decir: la ética cultural tucumana es proteccionista o NO es proteccionista, que es lo mismo.

Cuando vuelvo de algún viaje me imagino cómo sería llegar a San Miguel por primera vez. Ese estado, dilatado en el tiempo, me dejaría comparar.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Copyright © 2013 SENSO - Todos los derechos reservados